Proyecto: «Mirar la Ciudad»

Sistema interactivo de evaluación perceptiva de la calidad de vida de una ciudad a través de aplicaciones informáticas para celulares y dispositivos como tabletas o computadoras

Director: Mg. Arq. Vicenta Quallito
Dependencia: Centro de Altos Estudios en Arquitectura y Urbanismo (CAEAU)
Equipo: Arq. Pedro Pesci / Arq. Carlos Rosas Arraiano / Joaquín Cuello / Sebastian Rodas
Inicio: 01/07/2016
Finalización: 30/06/2018
Disciplina general: Arquitectura y Urbanismo
Subdisciplina: Urbanismo
Contacto: Vicenta.Quallito@UAI.edu.ar / arquiam@infovia.com.ar
Palabras clave: Mirar – comparar / Sistemas de valoración / Relación entre percepción y realidad / estudiar nuevas tecnologías aplicadas al urbanismo / Participación interactiva
Financiamiento: PS (Proyecto Subsidiado) UAI

Resumen:
Generar una sistema de mapeo de la calidad o estado de sectores, calles o barrios de una ciudad en tiempo real a partir de la valorización, opiniones o situaciones que la gente identifique a través de sistemas o aplicaciones (App) desde su celular o dispositivo.
Con las opiniones vertidas por los usuarios a través de los dispositivos (teléfonos o web) y ubicadas de manera geo-referenciada, se crearía un sistema de ranking o valorización que lleve a la población dar información sobre que valora y que no valora de tramos específicos de la ciudad, centralmente del espacio público. El aumento de valoración se sinergizará con el orgullo de pertenecer al barrio (más allá de su historia u otra valorización) comenzando un ciclo virtuoso entre valoración / estado del conjunto urbano.
La información obtenida será procesada y asociada a información tradicional relevada desde el urbanismo (densidad poblacional, usos, trafico, ocupación, alturas, tipos edilicios, etc.) ver de mejorar o luchar por la mejora de su entorno a fin de subir en la ponderación, suponiendo que la mejora de esta eleva la atención sobre su barrio desde lo comercial, lo turístico, los atractivos comerciales, la vida social, la seguridad, etc.
El sistema básicamente está pensado como un mapeo en tiempo real del estado o valorización social de sectores urbanos donde todo comentario o valorización será mostrado sobre una base que será compartida y abierta. La información recolectada formará parte de los procesos de consulta dentro de un sistema participativo de planeamiento permanente. En simultáneo, se hará una evaluación de los parámetros de valorización de la gente donde se podrá comparar situaciones con la misma valorización pero que desde lo físico son ambientes distintos (zonas de mucha densidad vs zonas de baja densidad.
De estos procesos se busca extraer conclusiones para entender cuáles son los elementos que mejoran la evaluación/puntuación por la gente (ejemplo posibles: calidad de las veredas, tráfico, arbolado, etc.).
Otros resultados o externalidades esperados son:
– Generar zonas o circuitos de calidad urbana.
– Generar un mapa que atraiga a visitantes / turistas o a la población en general a conocer las zonas más valoradas, a través de circuitos.
– Movilizar acciones en barrios para elevar la calidad de los más deteriorados, realizadas desde el estado o por combinaciones público – privadas, por presión de las valorizaciones desde este tipo de red social o sistema.
– Estudiar posibles evoluciones de los sectores urbanos o barrios sin afectar las valorizaciones centrales o principales (en caso de ser positivas) o para cambiar situaciones negativas.
Visto el éxito de muchas aplicaciones en el mundo, se cree que la población se sumará a esta iniciativa con la esperanza que este «ranking» eleve la atención sobre su barrio desde lo comercial, lo turístico, los atractivos comerciales, la vida social, la seguridad, etc. como sobre sus problemas (falta de seguridad, deterioro ambiental, falta de comercio, etc.) ayudándolos a cambiar su vida cotidiana.

Principales resultados:
Conseguir una aplicación exitosa que ponga en relevancia los aspectos del espacio urbano y del espacio público soporte de la calidad de vida en las ciudad, indicando sectores para disfrutar, conocer o recorrer ya no por sus valores patrimoniales o históricos sino como ejemplo de vida en la ciudad.
Desde lo científico teórico, de los resultados se buscará extraer conclusiones para entender cuáles son los elementos que mejoran la evaluación/puntuación por la gente (ejemplo posibles: calidad de las veredas, tráfico, arbolado, etc.) y su relación con los indicadores habitualmente usados por la ciencia del urbanismo. Una especie de búsqueda del ADN de lo que la gente quiere de las ciudad.