Germán Alonso (2016)
Diversidad funcional y patrimonio. Situación actual en la CABA

Descargar el trabajo completo en formato PDF

La diversidad funcional (término que hoy está reemplazando a discapacidad) es una condición que no implica aislamiento. Sin embargo, el entorno, nuestro medio, el lugar donde vivimos y el modo en que recorremos nuestro tiempo, interfieren en la calidad de vida.
El problema no son las cosas que nos rodean, sino la actitud que tenemos como sociedad frente a lo “diferente” y, muchas veces, desconocido. Existen marcos regulatorios internacionales, nacionales, provinciales y municipales que promueven el desarrollo integral de las personas con discapacidad, con normativas que procuran su integración pero considero que todavía tenemos mucho por hacer, comprometiéndonos como sociedad y como profesionales.
Que todas las personas estén integradas a la vida social “…impacta en su salud en forma integral, entendida como calidad de vida en tanto bienestar emocional, físico, material, relacional y en el desarrollo personal” (*)
Comenta además que la calidad aumenta cuando tienen la posibilidad de asumir el protagonismo de su propia vida mediante una participación plena.
Este trabajo intentará acercar una idea de cómo se está trabajando hoy respecto a la diversidad funcional vinculada al ámbito cultural y específicamente a los edificios públicos con valor patrimonial, los cuales muchas veces a la hora de recibir algún tipo de modificación se ven coartados por su catalogación o por la decisión del profesional que lleva adelante el plan master de intervención.
No pretendo criticar, este es un simple análisis que conllevará a una propuesta, pero este trabajo está más abocado a concientizar y sensibilizar.

(*) Claudia Beles, profesora en Educación de Personas con Discapacidad Intelectual y experta en tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) aplicadas a la atención de la discapacidad.